Con  la publicidad alrededor  del colesterol, muchos se sorprenden cuando le contamos  que está sustancia es necesaria para nuestra vida y que se produce en el cuerpo (además de que se aumenta por lo que ingerimos) para proteger los nervios, construir tejidos, ciertas hormonas, vitamina D, producir bilis. Pero el colesterol no es del todo “malo” o “bueno”, es un tema complicado de explicar y creemos que vale la pena conocer de él.

El 75 % del colesterol es sintetizado en el cuerpo, la mayoría en el hígado. 

Esta sustancia la producimos en el hígado de forma natural y también la adquirimos al comer ciertos alimentos como huevo, carnes, productos lácteos, pero no al comer vegetales.  Cuando ingerimos muchos alimentos con este contenido o nuestro organismo produce de más se acumula, lo que puede ser peligroso para la salud.

Cierto tipos de grasas deben ser parte de una dieta saludable. Pueden bajar el riesgo de ciertas enfermedades. Pero debes tener en cuenta que tipos de grasas consumes y la cantidad. Consumir mucha cantidad de grasa puedes llevar a obesidad. La grasa en la dieta puede confundir tu apetito, así no podrás decir cuando estas lleno.

Mucha personas conocen que hay dos tipos de colesterol el malo y el bueno, se conocen como HDL y LDL. Estas son sustancias compuestas de grasa y proteína, que son responsables de llevar el colesterol por el cuerpo y la sangre.

 El LDL (Lipoproteina de Baja Densidad) es usualmente llamado el colesterol malo, ya que se  deposita en el cuerpo, principalmente en las arterias en forma de una placa de grasa que disminuye el flujo de sangre que pasa por ella primero,  luego si crece mucho puede formarse coágulo que obstruyen el flujo de sangre que se traduce en la posibilidad de que tenga infarto cerebral o en el corazón.

Ejemplo de grasas “malas” : grasa saturada, se encuentra en productos como carnes, pollo, huevo, quesos, leche; grasa trans, se encuentra en comidas procesadas como galletas, dulces, donas, comida congelada o frita. Estas deben ser evitadas

El HDL (Lipoproteina de alta densidad) es llamada el colesterol bueno porque mantiene el sistema cardiovascular saludable, ayuda a remover el LDL de las arterias, lo lleva al hígado donde es degradado y eliminado por el cuerpo. Niveles elevados de HDL han demostrado protegernos de ataque al corazón o cerebral.

De acuerdo al Instituto nacional de salud (NIH), HDL con niveles mayores a 60 mg/dl son protectores y niveles menores de 40mg/dl presentan un riesgo para enfermedad cardiaca. 

Ejemplo de grasas buenas: grasa monosaturada, aceite de oliva, aguacate, nueces, maní; grasa poliinsaturada, aceite vegetales como maíz, girasol, semilla de sésame; Omega 3 en productos del mar como salmon, sardinas. Ingeridos en porciones pequeñas son buenos.

Existen algunas condiciones que aumentan el riesgo de presentar colesterol elevado, por ejemplo: fumar, hipertensión, diabetes, tener un familiar inmediato que presenta enfermedad cardiaca, obesidad o sobrepeso,  sedentario, edad mayor 65 años.

Al llegar a la edad de 35 años los hombres deben de realizarse el examen de colesterol y las mujeres arriba de los 45 años. En personas de 20 años si tienen antecedentes de factores de riesgo de enfermedad cardiovascular también deben evaluar su colesterol.

Cuando se realiza los exámenes de colesterol, los resultados que recibes habla del HDL, LDL, colesterol total y triglicéridos.

Los valores normales son:

  • Colesterol total ideal es menor de 200 mg/dl, 200 a 239 mg/dl es borderline, y mayor de 240 mg/dl es elevado.
  • LDL mejor es que sea menor de 130 mg/dl, pero depende de tu riesgo cardiovascular.
  • HDL mayor de 60 mg/dl.
  • Triglicéridos mejor cuando es menor de 150 mg/dl.

Triglicéridos es otro tipo de grasa en el cuerpo. Como con el colesterol niveles elevados son malos. Se elevan cuando comemos más calorías de las que necesita el cuerpo.

Cambiar el estilo de vida mejora los niveles de colesterol, disminuye el LDL y triglicéridos, y puede aumentar el HDL. Si tienes dudas sobre tú colesterol o cuan frecuente debes evaluarte consulta Tú Médico Familiar.

tips-dieta

Bibliografía

 

 

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: